Usted está aquí: Inicio Secciones Cirugía de los párpados Orzuelo y Chalación

Orzuelo y Chalación

El Orzuelo

Es una inflamación bacteriana –estafilococo aureus- de las glándulas de Zeiss y Moll –orzuelo externo- o de la de Meibomio –orzuelo interno-.

 

Clínicamente se define como un proceso inflamatorio, supurativo con dolor espontáneo o a la presión. El orzuelo externo se trata con aplicación de frío –al principio- para evitar su desarrollo o bien con calor una vez desarrollado y si fuera preciso la evacuación quirúrgica.

              

El orzuelo interno presenta sintomatología más intensa. Lo tratamos con antibioterapia local y general e igualmente evacuación quirúrgica si fuera preciso.

Meibomitis seborreica. Se presenta fundamentalmente a mitad de la vida, por una retención de la secreción de las glándulas de meibomio, que ocasionan un depósito de sustancia blanquecina, espumosa en el borde de los párpados y en la cara interna de él se aprecia el resalte de las glándulas.

El Chalazion

Engrosamiento lipogranulomatoso inflamatorio crónico de una de las glándulas de Meibomio como consecuencia de la obstrucción de su conducto, o secundario a un orzuelo abortado. Clínicamente se caracteriza por un nódulo duro, indoloro, sin signos irritativos y de tamaño hasta de un garbanzo –se debe hacer diagnostico diferencial con el carcinoma, ante la menor sospecha-. Puede sufrir infección secundaria. Existe un cuadro adicional: el Chalazión marginal, que podemos considerar como la infección del canalículo excretor de la glándula de Meibomio, sobresaliendo a modo de nódulo gris rojizo en el borde de los párpados, asociado generalmente a una infección por hongos. Como tratamiento, inicialmente pomadas antiinflamatorias y antibioticas, inyección intralesional de triamcinolona y finalmente enucleación quirúrgica.

dsc_0019.jpg

 

Como consecuencia de ella puede suceder chalazion, blefaritis y conjuntivitis. Cuadro crónico acompañado de seborrea.

Acciones de Documento