Usted está aquí: Inicio Secciones Cirugía de los párpados Ptosis Palpebral

Ptosis Palpebral

Es el descenso del párpado superior por debajo de su zona normal "párpado caido". Son muchas las causas que lo provocan. Si el párpado llega a tapar la pupila puede provocar en los niños menores de 9 años una ambliopía por deprivación (provoca la aparición de ojo vago) en cuyo caso está indicada la cirugía a temprana edad -cuanto antes-, máximo si es unilateral, ya que permitiría al niño ver utilizando el otro ojo.

 

753.jpg

 

 En los casos bilaterales, aún tapando la pupila, esa complicación no se presenta, al hiperextender el paciente el cuello. Esta tortícolis compensadora ocasiona que se les llame de manera grotesca “miracielos”, “buscapisos”. Es frecuente, normalmente unilateral, existen diferentes grados y existe una herencia dominante.

Causas:

Miogénica: Por alteración congénita del músculo  elevador del párpado superior (la más frecuente en los niños), -ptosis simple y blefarofímosis-, o enfermedades adquiridas del mismo -distrofia miotónica, miastenia, etc-.

Neurogénica: Secundaria a un defecto de inervación adquirido o congénito. Así la más frecuente es por parálisis del III Par. Por anormal Inervación -ocasiona el fenómeno de Marcus Gunn o síndrome óculo mandibular, cuando el paciente acciona los músculos pterigoides ipsilaterales-. Por parálisis simpática del músculo de Müller, en el Síndrome de Claude Bernard Horner.

Aponeurótica: (la más frecuente en el adulto) La etiología es una mala transmisión de la acción muscular al párpado. Ello puede ocurrir, con mayor frecuencia, en el anciano –Ptosis senil-.

Mecánica: Dentro de la cual se engloba la traumática, cicatricial, tumoral, y la ocasionada por acción prolongada de un vendaje etc.

 

¿Cuál es su tratamiento?

Habitualmente quirúrgico, depende de su etiología. Es obligado antes de intervenirla, e incluso indicarla, advertir que a todo paciente con ptosis palpebral se le deben realizar las pruebas necesarias para descartar una ptosis por miastenia gravis, que invalidaría cualquier cirugía palpebral. Si la ptosis ocluye la pupila y puede originar ambliopía en un niño pequeño, se indicará cuanto antes la intervención. Si no, la cirugía se debe practicar a partir de los 9 años. Previa investigación de la función del elevador. La técnica que practicamos es la de Hervouet-Tessier (resección tarso, esqueleto del párpado, mas blefaroplastia, retirada piel sobrante). Es muy útil, incluso para pequeño grado. Creemos es la más fisiológica.

 

 

Acciones de Documento